10 películas de baloncesto
El cine ha sido vehículo habitual para tratar los más variados temas y ofrecer las visiones más variadas sobre un asunto en concreto. El mundo del baloncesto no escapa a la mirada del séptimo arte. El baloncesto está presente en el cine de forma activa, a veces como hilo conductor, otras veces como telón de fondo.

Queremos reseñar 10 películas sobre baloncesto que serían interesantes de ver. No hablamos de documentales sobre baloncesto ni sobre jugadores en particular (proliferan mucho actualmente). Tampoco incluimos series, salvo una honrosa excepción. Hablamos de películas de ficción, de historias que, basadas en hechos reales o no, están interpretadas, guionizadas y dirigidas.

Y si hablamos de ficción, ¿quién no se acuerda de “Space Jam” (Warner Bros, 1996)? ¿Quién no recuerda las fabulosas dotes interpretativas de Michael Jordan (el baloncesto acapara todo el talento de este tipo)? La película fue un éxito de taquilla con una fórmula sencilla: juntar a las estrellas de la NBA con los personajes más famosos de la Warner: Bugs Bunny, El Pato Lucas, el diablo de Tasmania, Piolín… Risas aseguradas para los más pequeños y, en general, un entretenimiento bastante pasable.

Entre las biografías un tanto libres tenemos a “Reboud: The Legend of Earl The Goat Manigault”, una película de la que ya hablamos recientemente, y que narra la historia de Earl Manigault, el que es considerado el mejor jugador de baloncesto callejero de todos los tiempos. La película se estrenó en 1996 (mismo año que Space Jam) y cuenta con Don Cheadle en el papel principal. Se centra en el drama de The Goat más que en el propio baloncesto, y en general, obtuvo buenas críticas.

El director Spike Lee, cómo no, también realizó una incursión en la temática del baloncesto, una de sus grandes pasiones. El director de obras maestras como La última noche dirigió en 1998 “Una mala jugada”, una historia sobre oportunidades, ni más ni menos que con Ray Allen de protagonista.

“Hoosiers, más que ídolos” (1986), con Gene Hackman, nos presenta a un entrenador con un pasado oscuro pero con una fe inquebrantable en el baloncesto que se ganará el respeto del pueblo, de los jugadores y del profesor que le despreciaron en un principio.

En clave nostálgica tenemos “Cuando fuimos campeones” (Jason Miller, 1982) una melancólica cinta en la que 4 tipos y su entrenador recuerdan sus buenos tiempos jugando al baloncesto. La película cuenta con algunos monstruos de la interpretación como Robet Mitchum o Martin Sheen.

“Ganar de cualquier manera” (William Friedkin, 1994) cuenta con Nick Nolte encabezando un regulero drama sobre trapicheos en el mundillo del basket, lleno de sentimentalismo y tópicos baratos y que, aún así, se deja ver. Shaquille O´neal se llevó un razzie al peor actor secundario por esta película que además, resulta interesante por ver a tanta gente de la NBA implicada: Larry Bird, Penny Hardaway, Shaquille…

Entre las comedias más disparatadas podemos encontrar “Eddie”. Resulta que Whoopi Goldberg es una aficionada fanática de los New York Knicks que, un día, es nombrada entrenadora simbólica, y poco después, se hace con el mando de los mismísimos New York Knicks. Lógicamente, con la ayuda de la chiflada que gritaba en las gradas, los Knicks lograrán hacer frente a una crisis deportiva e incuso a un posible traslado de la franquicia.

10 películas de baloncesto
“Los blancos no la saben meter” (1992) viene perfecta al post sobre baloncesto callejero que publicamos hace días. En esta comedia típica de principios de los 90, Wesley Snipes y Woody Harrelson son los amos de las canchas, pero se creen tan buenos que aflorarán las rencillas entre ellos. Al final, no deja de ser una historia sobre amistad y compañerismo.

“Una tribu en la cancha” (1994) nos llevó a África y nos enseñó el famoso “batido de Jimmy Nolan”, ¿alguien se acuerda? Simpática comedia con constantes guiños a los aficionados a la NBA.

Aunque no sea una película, y como Bonus Track, no podemos olvidar a “Chicho Terremoto”. Si vale, ya sé que es una tontería pero que levante la mano quien no se acuerde de Rosita o de las lecciones de Bobby.

Esperamos haberos descubierto alguna nueva película sobre baloncesto o, al menos, haber conseguido que os pique el gusanillo por revisionar alguna de estas películas. Próximamente hablaremos sobre series sobre baloncesto que alcanzaron cierto éxito, y sobre documentales muy interesantes que hay circulando por ahí. Hasta entonces, sed felices.