Los jugadores más altos de la historia de la NBA
Los nombres de George Muresan, Manute Bol o Yao Ming son conocidos por todo aficionado al baloncesto y a la NBA, no sólo por haber jugado en la mejor liga de baloncesto del mundo, sino porque esos jugadores destacaban por una característica principal: su espectacular altura.

Sigue leyendo y acompáñanos en el recorrido por los 10 jugadores más altos que han jugado en la NBA.

Gheorghe Muresan

Los jugadores más altos de la historia de la NBA

Fue un jugador rumano de 2.31 m. Jugó durante 6 temporadas en la NBA (cuatro en Washinton Bullets y dos en New Jersey). Llegó a ser un pívot importante antes de que se viera afectado por lesiones propias de su gran desarrollo. Gheorghe Muresan llegó a promediar 14.5 puntos, 9.6 rebotes y 2.3 tapones por temporada.
Es considerado el jugador de la NBA más alto de todos los tiempos, muy poco por encima de Manute Bol.

Manute Bol

Los jugadores más altos de la historia de la NBA

Fue una de las grandes atracciones de la NBA por su origen exótico y por su altura, que llegaba a los 2.31 m. de Gheorghe Muresan.

Fue un destacado taponador más que reboteador y un gran baluarte defensivo para los equipos en los que estuvo. Jugó durante 10 temporadas en la NBA durante las cuales tuvo el cariño de público y compañeros. Llegó a poner 5 tapones por encuentro en la temporada 1985-1986 (3.3 tapones de media en su carrera).

*[Te puede interesar: Muggsy Bogues y Manute Bol: dos antagonistas en los Bullets]

Yao Ming

Los jugadores más altos de la historia de la NBA

El pívot chino fue una de las grandes sensaciones de la NBA durante el comienzo del S. XXI. Un jugador de otro nivel, la evolución del pívot. Una máquina que arrasó mientras estuvo físicamente bien. Una de las grandes figuras de los últimos años de la NBA y uno de los mejores pívots de la historia. Su altura: 2.29 m.

Shawn Bradley

Los jugadores más altos de la historia de la NBA

Fue un jugador de 2.29 m. que jugó durante 12 temporadas en la NBA. Su aspecto desgarbado hizo desconfiar de él en un principio, pero pronto cogió más músculo y rozó medias de doble-doble durante buena parte de su carrera. Además de ser, por obra de papá y mamá, uno de los jugadores más altos de la historia de la NBA.

Slavko Vranes

Los jugadores más altos de la historia de la NBA

Sólo ha jugado un partido en la liga americana de baloncesto (en Portland Trail Blazers), suficiente para aparecer en la lista de los más altos de la NBA. Fue medido en 2.26 m. Ha desempeñado el resto de su carrera en Serbia y Rusia, donde ha obtenido notables éxitos. Actualmente milita en el Mahram Tehram.

Pavel Podkolzin

Los jugadores más altos de la historia de la NBA

Con 2.26 m. es otro de los jugadores más altos de la historia del baloncesto. Militó durante dos temporadas en Dallas Mavericks (2004-2006), pero sólo consiguió jugar 6 partidos y emigró de nuevo a Rusia, donde prosiguió durante el resto de su carrera y donde sigue jugando actualmente.

Chuck Nevitt

Los jugadores más altos de la historia de la NBA

Jugó durante 9 temporadas en la NBA. A pesar de su físico imponente y sus 2.26 m., nunca llegó a hacerse un sitio en las rotaciones de su equipo y siempre fue un jugador marginal. Jugó una media de 5 minutos por partido durante su carrera. Eso sí, a pesar de no entrar por su calidad en los libros de historia de la NBA, Chuck Nevitt al menos lo hará por su altura.

Ralph Sampson

Los jugadores más altos de la historia de la NBA

El término “torre” adquiere todo su esplendor cuando lo utilizamos al lado de Ralph Sampson. Este pívot de 2.24 m. formó junto a Hakeem Olajuwon en Houston Rockets una de las parejas interiores más temibles de la historia de la NBA: las llamadas “Torres Gemelas”.

Tuvo una carrera más que exitosa y llegó a ser MVP del All-Star. Su rendimiento bajó por sus problemas físicos, sobre todo al abandonar Houston rumbo a Golden State.

Mark Eaton

Los jugadores más altos de la historia de la NBA

Otro de los jugadores más altos de la NBA y otro de los que tuvo una carrera exitosa. Quizá no tanto como Yao Ming o Ralph Sampson, pero sí muy exitosa. Fue uno de los baluartes de Utah Jazz durante toda una década, en la que impuso su ley en defensa bajo los tableros. Es sin duda uno de los mejores taponadores de la historia, no en vano llegó a poner 5.8 tapones por partido en la temporada 1984-1985. Su talla, 2.24 m.

Rik Smiths

Los jugadores más altos de la historia de la NBA

El ultimo de la lista, aunque no un enanito precisamente, es este pivot holandés de 2.24 m. que desarrolló su carrera en Indiana Pacers a la sombra de Reggie Miller.

Sus principales logros personales en la NBA son los 14.8 puntos por partido que consiguió en su carrera. Colectivamente llegó a una final de la NBA con Indiana Pacers en 2000, final que perdieron ante Los Angeles Lakers.