5 razones para no perderse la Final NBA 2012


Miami Heat y Oklahoma City Thunder pugnarán por hacerse con el anillo de campeones de la NBA 2012. Ambos equipos llegan a la final tras remontar sus finales de conferencia y, por lo que parece, en una situación bastante distinta. Te desvelamos algunas de las claves del enfrentamiento y te damos las razones por las que no debes perderte la gran final NBA 2012, el momento cumbre de la Liga de baloncesto más importante del mundo. Éstas son nuestras 5 razones para no perderse la final de la NBA.

Duelo Lebron James – Kevin Durant
Los dos mejores jugadores de la NBA (con permiso de Kobe Bryant) luchan por ser el jugador más determinante de la temporada. Ambos han rayado a gran altura, sobre todo un Lebron James que se ha echado el equipo a la espalda y ha tirado del carro ante la lesión de Bosh. ¿Cómo llegarán físicamente a la final?

Serge Ibaka
El internacional español puede convertirse en el segundo jugador tras Pau Gasol que consigue un campeonato de la NBA para nuestro país.

Secundarios de lujo
El rol que tienen en el equipo es muy distinto. Dwayne Wade tiene status de superestrella; en cambio, James Harden es suplente. Sin embargo, la aportación de ambos es similar y se antoja clave para sus respectivos equipos. El factor Bosh también será importante, aunque Miami Heat parece haberse acostumbrado a jugar ya sin el ex de Toronto Raptors.

Oklahoma City Thunder
Puede conseguir su primer anillo de campeón de la NBA. Los Thunder pueden añadir su nombre a la lista de franquicias ganadoras de la NBA tras su “conversión” desde los Seattle Supersonics (que sí lograron un anillo en 1979). El año pasado cayeron en la final de conferencia ante los a la postre ganadores, Dallas Mavericks; este año ya han logrado dar un pasito más.

Diablos, es la final de la NBA
El mejor baloncesto del mundo. Un espectáculo retransmitido en todo el mundo, con millones de espectadores en todos los continentes. Y Cheerleaders; y actuaciones en directo; y famosos en las gradas; y… mucho baloncesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *