Bosh quiere volver a jugar, pero en Miami no lo tienen claro

Chris Bosh
Chris Bosh se niega a dejar el baloncesto a sus 32 primaveras. Todavía le queda un año de contrato en los Miami Heat, por la cual debería cobrar 23 millones de dólares. Por eso, y porque es un ganador nato, no quiere tirar la toalla y está dispuesto a volver a las pistas aunque algunos no lo vean nada claro. No hay que olvidar que el año pasado estuvo a punto de morir por culpa de un coágulo en el pulmón, lo que le obligó a ver el resto de la temporada desde casa.

Susto de los gordos

Lo de los coágulos en el pulmón no es una tontería. Acabó con la vida de Jerome Kersey a los 52 años, motivo por el cual LeBron James expresó su preocupación al enviar un mensaje de ánimo a su excompañero:

Tengo el corazón acelerado pensando en su salud, especialmente después de la noticia de la muerte de Kersey (por la misma razón) el otro día. Rezo por ti y por tu familia hermano. Aquí estoy para lo que necesites. Espero y deseo que puedas dejar esto a un lado y distraerte con bromas o lo que sea. Sé que eres fuerte y volverás mejor que nunca.

Mirza Teletovic también paró por la misma razón y los médicos no pueden garantizar que volvamos a ver a Bosh en acción cuando atravesaba uno de los mejores momentos de su carrera deportiva. Lo que más le va a costar va a ser encontrar a la persona que esté dispuesta a firmar su alta, que es lo que esperan en Miami para darle la bienvenida. Los periodistas estadounidenses son muy pesimistas al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *