Earl ‘The Goat’ Manigault: El mejor de todos los tiempos


Cuando se habla de quién es el mejor jugador de la historia del baloncesto, todo el mundo mira hacia la NBA y se acuerda de genios como Michael Jordan, Larry Bird, Wilt Chamberlain, Magic Johnson o Julius Erving y tantos otros. Sin embargo, no todos los mejores jugadores de baloncesto han estado en la NBA. Eso deben pensar al menos los que han visto jugar a ‘The G.O.A.T’. Earl Manigault, apodado ‘The Goat’ como acrónimo de The greatest of all time, es considerado como el jugador de baloncesto callejero más importante de la historia, y para algunos, unos de los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos.

Uno de los que lo piensa es el mítico Kareem Abdul-Jabbar. El pivot de Los Angeles Lakers, en el día en que la franquicia de sus amores le rendía homenaje, fue entrevistado para la televisión. En un momento de la entrevista, le preguntan quién es el mejor jugador al que se había enfrentado, y Kareem Abdul-Jabbar (20 temporadas NBA a sus espaldas), ni corto ni perezoso, respondió: “The Goat“.

‘The Goat’ pasó la mayor parte de su vida en Harlem, con continuos problemas con las drogas (hasta pasó dos veces por la cárcel) que finalmente consiguió vencer. Manigault pasó la última etapa de su vida ayudando en Harlem a los chicos, organizando programas como el campeonato Walk away from drugs. Sin embargo, esos problemas con las drogas y la justicia no le permitieron triunfar en el baloncesto profesional a pesar de haber disputado media pretemporada con los Milwaukee Bucks.

Todo lo que envuelve a la figura de Earl Manigault está cubierto de misterio. No hay casi fotos de él, no hay videos… Sólo testimonios de aquellos que le vieron jugar e información a cuentagotas. Todos coinciden en que era un jugador de leyenda. Con su 1,85 era capaz de saltar 1,35 metros en vertical. Era capaz de jugar durante 20 horas seguidas, e inventó movimientos como el Double dunk, el doble mate, cuya ejecución se dice que nadie ha conseguido igualar hasta ahora. Se habla de que más de 10.000 personas se congregaban en la famosa pista de Rucker Park para verle jugar.

Su leyenda se hizo aún más grande con el lanzamiento de algunas películas que narraban su historia. La más famosa es Rebound: The legend of Earl ‘The Goat’ Manigault, protagonizada por Don Cheadle (Traffic, Hotel Ruanda). Tristemente, nosotros nos tenemos que conformar con las películas o con imaginarnos sus saltos por encima de sus rivales o su doble mate, ya que no hay material suyo real en la red.

De todas formas, es el máximo exponente de una corriente de pensamiento que sigue presente en muchos amantes del baloncesto: ¿podría un jugador callejero vencer a uno profesional? Si hacemos caso a lo que Abdul-Jabbar dijo de Earl Manigault, podemos estar seguros de que sí.

Jugadores,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *