El cáncer le gana el partido a Manel Comas


Manel Comas, uno de los entrenadores de baloncesto más laureados de España, ha fallecido a los 67 años de edad. El Sheriff Comas padecía de cáncer desde hace casi dos años y su cuerpo ha dicho basta, tal y como ha confirmado la Liga Endesa. Manel Comas había trabajado de comentarista después de haber dicho adiós a los banquillos como el segundo entrenador español con más victorias en la ACB.

Trayectoria

Manel Comas comenzó su carrera en 1977 como ayudante de Aíto García Reneses y dos años después ya tuvo su primera oportunidad como primer entrenador del Mollet Sedimar (y un año más tarde ficharía por el Joventut). Dirigió a 11 equipos ACB diferentes y consiguió 392 victorias, lo que le coloca como el entrenador nacional con más victorias en la ACB, solo por detrás de, precisamente, Aíto García Reneses.

A lo largo de su carrera conquistó 1 Copa Korac y 1 Copa del rey (Taugrés Vitoria) y 1 Recopa de Europa (Joventut Badalona).

Equipos

Basquet Badalona
Cotonificio Badalona: 1977-1979. Segundo entrenador.
Mollet Sedimar: 1979-1980.
Club Joventut de Badalona: 1980-1981.
Licor 43 Santa Coloma: 1983-1985.
CAI Zaragoza: 1985-1987.
Cacaolat Granollers: 1987-1990.
CAI Zaragoza: 1990-1992.
Cáceres C.B.: 1992-1993.
Taugrés Vitoria: 1993-1997.
FC Barcelona: 1997.
Cáceres C.B.: 1997-1998.
Bàsquet Manresa: 1999-2000.
Club Joventut de Badalona: 2000-2003.
Fórum Valladolid: 2003-2004.
CB Murcia: 2006.
CB Sevilla Caja San Fernando : 2006-2007.
CB Sevilla Cajasol : 2008-2008

Presuntos abusos sexuales

Durante los últimos tiempos la figura de El Sheriff Manel Comas se vio salpicada por un escándalo de presuntos abusos sexuales contra dos menores discapacitadas. Según la Fiscalía de Sevilla los presuntos abusos a las menores por parte de Manel Comas se produjeron durante 2008, cuando Manel Comas era entrenador del Cajasol. La acusación sostiene que Manel Comas se habría aprovechado del respeto y la admiración que las menores discapacitadas le profesaban para acercarse a ellas y perpetrar los abusos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *