El Madrid pierde la final de la Euroliga ante el Maccabi


El Real Madrid seguirá trabajando para ganar su novena Euroliga después de perder la segunda final de forma consecutiva. El año pasado fue ante Olympiacos, y ayer fue el Maccabi de Tel Aviv. Los israelitas llegaban a la cita con la condición de Cenicienta, pero se marchan de Italia con la sexta Euroliga de su historia.

Nada hacía presagiar un final tan trágico después del palizón del Madrid al Barça en semifinales. El Maccabi llegaba a la gran final después de ganarle al CSKA de Moscú remontando 14 puntos en contra, así que llegaban con la moral por las nubes.

Máxima igualdad

Por eso no les importó ir perdiendo en el primer tiempo. Rudy Fernández y Felipe Reyes tiraron del carro blanco, pero los israelitas jamás le perdieron la cara al partido. Jugaron como les gusta, agarrándose a más de una racha que les sirvió para continuar con vida y llegar al descanso a dos puntos de diferencia.

Tyrese Rice, MVP

Los de David Blatt no se arrugaron en ningún momento y el partido se fuer a la prórroga. En la misma un hombre brilló por encima de todos: Tyrese Rice. El estadounidense dio un recital de baloncesto cuando su equipo más lo necesitaba. Acabó con 26 puntos, 14 de los cuales los logró en el tiempo extra.

El Madrid se atascó en ataque y fue incapaz de darle la vuelta a una final que ha vuelto a doler mucho en el vestuario. La decepción y las lágrimas se han apoderado de unos jugadores que habían hecho méritos suficientes para ganar esta Euroliga, pero que no supieron jugar los minutos finales y tendrán que esperar al año que viene, cuando la Final Four se disputará en la capital de España. Ahora toca pensar en la liga como consuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *