El mejor jugador del mundo le da la vuelta a la eliminatoria


Más le hubiera valido a Popovich, entrenador de San Antonio Spurs, mantener la boca cerrada. Tal y como vaticinó, Kevin Durant ejerció de mejor jugador del mundo en la victoria de Oklahoma City Thunder sobre San Antonio Spurs en el quinto partido por 103 – 108. Una victoria importantísima, casi vital, ya que el triunfo en el AT&T Center de San Antonio deja a los Thunder a una sola victoria de la final NBA 2012. Popovich hizo autocrítica tras la derrota y con buen criterio, señaló que su equipo debía ganar fuera de casa en finales de conferencia si quería ser un equipo campeón. Igual que lo ha hecho Oklahoma City Thunder.

No bastó el descomunal partido de Manu Ginobili (34 puntos), quien falló un triple decisivo que pudo forzar la prórroga. Tampoco el buen hacer de Tim Duncan; los Spurs adolecieron de la que característicamente es una de sus principales bazas: la dirección de juego y la rapidez a la hora de mover el balón. El base francés Tony Parker se mostró bastante irregular, y tuvo parte de culpa.

De todas formas, San Antonio nunca se rindió y a punto estuvo de forzar una prórroga que logró evitar Kevin Durant merced a su partidazo en la segunda parte (22 puntos en ese período) y, sobre todo, James Harden. El posiblemente mejor sexto hombre de la NBA anotó un triple decisivo que cortaba definitivamente las alas de la remontada a San Antonio (101 – 106).

Gran partido de Rusell Westbrook, que firmó un doble-doble con 23 puntos y 12 asistencias. También Ibaka contribuyó con su buen hacer defensivo, 9 puntos y algunas acciones espectaculares en conexión con el propio Rusell Westbrook.

De esta manera, Oklahoma City Thunder remonta de manera increíble una serie que perdía por 2 – 0, ante un equipo que llevaba 20 victorias consecutivas. Parece que a San Antonio le ha pesado verse como favorito imbatido, y que el exceso de confianza ha dejado paso al miedo a la derrota. Veremos si San Antonio logra salvar el primer match ball y forzar el séptimo partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *