El Power Electronics Valencia despide a Giddens por comilón


Las redes sociales son un excelente punto de unión entre todos los deportistas y sus fans, que siguen gracias a este medio los pasos de sus ídolos y éstos cuentan su vida casi al minuto. Pero todo tiene su lado malo, y en este caso hay un jugador de baloncesto que ha perdido su trabajo por mostrar demasiadas cosas de su vida en Twitter. El escolta estadounidense Justin Ray Giddens, jugador del Power Electronics Valencia desde hace tan solo dos semanas, ha sido despedido por “falta de forma física adecuada para poder competir”.

El jugador llegó con algo de sobrepeso, pero desde el club decidieron comenzar a prepararlo para la competición y no contaban con que estuviera en buenas condiciones hasta pasado un mes. El problema llega a través de su cuenta de Twitter (@JGuidd4) donde cada día sube, entre otras cosas, las comidas que se lleva a la boca (ver su cuenta en Yfrog) y que son todo tipo de grasas, azúcares y comilonas dignas de concursos americanos pero no de ningún deportista de élite que se precie.

Giddens, de 25 años, comenzó en la Universidad de Kansas, donde fue incluido en el quinteto de los mejores novatos. Al año siguiente se marchó a la Universidad de New México al verse envuelto en una pelea en un bar, donde fue apuñalado en su pierna derecha. Fue elegido por Boston Celtics en el puesto 30 de la 1ª ronda del Draft’08, donde estuvo hasta 2010 aunque no jugó mucho. Se fue a los New York Knicks como parte de un triple traspaso y de allí al Aseko Prokom polaco, de donde llegó el pasado 7 de enero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *