El presidente del Fenerbahce asegura que los árbitros de la Euroliga reciben regalos


El presidente del Fenerbahce, Aziz Yildirim, ha asegurado en la televisión turca, en concreto a la cadena NTVSpor, que los árbitros de la Euroliga reciben regalos por parte de los clubes participantes. Aziz Yildirim afirma que se trata de una práctica muy extendida en toda Europa y que ahora en Turquía está más en auge que nunca, viendo los amaños que también se producen en los partidos de fútbol.

Las declaraciones son polémicas, pero lo son más aún viniendo de quien vienen, un presidente que fue condenado a 6 años de prisión por amañar partidos (aunque finalmente sólo ha cumplido un año en prisión preventiva).

Éstas fueron las palabras que pronunció Yildirim durante su intervención:

Cada vez que vienen a Turquía es como si llegaran a un gran Bazar. Compran ropa y regalos que nosotros pagamos. Recibir regalos es como una tradición para los árbitros de la Euroliga. Me atrevería a decir que no hay ninguno que no lo haya hecho.

El presidente del Fenerbahce trató de matizar sus palabras diciendo que no consideraba que se tratara de sobornos:

Es la propia Federación turca quien lo organiza todo. Vienen, les compramos regalos y algunas veces perdemos los partidos.

Yildirim señala además que podría aportar pruebas de que todo lo que dice es verdad. Habrá que ver si la Euroliga actúa y toma medidas al respecto, porque desde luego las declaraciones, además de dejar por los suelos la imagen de Yildirim, ensucian totalmente la credibilidad de la Euroliga y de los árbitros. Habrá a quien no le sorprenda.

Desde luego, no son unas declaraciones muy inteligentes ni conciliadoras, sobre todo después de los recientes escándalos de amaños en Turquía. Además, seguro que a Yildirim no le temblará el pulso a la hora de seguir ofreciendo esos regalos a los árbitros de la Euroliga, pues dinero no le falta. No obstante, ha fichado por una millonada a Bo McClebb y a David Andersen, además de traerse de Panathinaikos a Mike Batiste y Sato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *