El Real Madrid fuerza el quinto partido


Habrá quinto partido. El Real Madrid venció a domicilio a Caja Laboral por 66 a 76 en un partido en el que estuvo a remolque hasta mediados del tercer cuarto. El Real Madrid fuerza el quinto partido en el Palacio de deportes de Madrid merced a la actuación de hombres como Velickovic (22 puntos) o Sergio Rodríguez, que dirigió al equipo con maestría y le ganó el duelo de bases al ex madridista Pablo Prigioni. El Barcelona Regal deberá esperar al sábado para conocer rival.

Se esperaba un choque tenso, llenos de roces, sobre todo tras la polémica del encuentro anterior y el cruce de declaraciones posterior. Sin embargo, fue un encuentro limpio. Tenso, pero limpio, con algunos pequeños piques que eso sí, no llegaron a más.

El partido comenzó con un ritmo altísimo, impuesto sobre todo por Caja Laboral, que trató de salir a arrollar. Ambos equipos parecían muy enchufados y se sucedían las canastas en un lado y otro, siempre con Caja Laboral comandando en estos compases iniciales. El Real Madrid supo contener el empuje de Caja Laboral en los primeros compases (12 – 12), pero los aciertos en tiros de campo de los vitorianos les permitieron llegar al descanso con 5 de ventaja (26 – 21). Demasiados puntos encajados en diez minutos, así que los madridistas salieron decididos a mostrarse más duros en defensa en el segundo cuarto.

El panorama fue cambiando poco a poco a favor del Madrid, que logró remontar una desventaja que llegó a ser de 9 puntos, gracias sobre todo a su superioridad en los rebotes de ataque, a la gran labor de hombres como Mirotic que se echaron el equipo a las espaldas, y sobre todo, a la precipitación de algunos hombres de Caja Laboral que no estuvieron muy finos en esta primera parte. Uno de ellos fue Mirza Teletovic, que se fue al descanso dando evidentes muestras de enfado consigo mismo.

Destacar el colosal partido hasta ese momento del polaco Maciej Lampe, que se fue hasta los 16 puntos en 16 minutos, incluidos 6 de 6 en tiros de 2. El resultado era 38 – 35 y aún estaba todo en juego, sobre todo porque daba la sensación de que el Real Madrid llegaba mejor moralmente al descanso. Nada más lejos de la realidad. Un parcial de 8 – 0 al inicio del segundo tiempo volvió a obligar al Real Madrid a ir contracorriente.


En estos momentos difíciles, aparecieron las figuras de Sergio Rodríguez y Novica Velickovic, que llevaron en volandas al Madrid con sus triples y lanzamientos de 5 metros. Eso, unido a los estrepitosos fallos en canastas fáciles del Baskonia propició un parcial de 6 – 22 para los pupilos de Pablo Laso que dejo bastante tocado a Caja Laboral.

Sólo quedaba un cuarto, Caja Laboral comenzaba a ver que se le escapaba un partido que, por otra parte nunca había tenido totalmente controlado, y comenzaban a aparecer las primeras muestras de nervios, ejemplificadas en un enfrentamiento entre Lampe y Mirotic. Los de Dusko Ivanovic aún no se lo creían: ganaban de 11 a mediados del tercer cuarto, y a falta de 7 minutos para el término del encuentro ya perdían por 10.

Hasta ese momento era el Madrid el que había estado a remolque, haciendo la goma continuamente. Ahora era el turno de los vitorianos para remontar. Sin embargo, Sergio Rodríguez (5 de 6 en triples), Ante Tomic y Velickovic no estaban por la labor y con una serie de canastas dejaron el partido prácticamente finiquitado a falta de poco más de dos minutos para el final (60 – 74).

Veremos qué ocurre en el quinto y definitivo partido, en el que el Real Madrid cuenta con el factor cancha a favor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *