El ridículo de Los Angeles Lakers no tiene límites


Ha llegado un momento en el que, ya bien avanzada la competición, lo de Los Angeles Lakers ya empieza a sonar a chiste. No sólo es que no estén cumpliendo con las expectativas deportivas, que sus estrellas (salvo Kobe Bryant) no estén rindiendo lo que se espera de ellos, o que se acusen unos a otros en sus declaraciones. Es que siendo sinceros, Los Angeles Lakers son ahora mismo un circo. Un circo mediático en concreto, en el que lo único que parece importar es hacer declaraciones impactantes y bromas estúpidas. Y mientras tanto, dentro de las canchas, haciendo el ridículo.

Dwight Howard y Kobe Bryant siguen con las tonterías


A los dos jugadores llamados a ser los baluartes de los Lakers no se les ha ocurrido otra cosa que burlarse de los periodistas que afirmaron que ambos estuvieron a punto de pelearse tras la derrota del equipo ante Philadelphia 76ers. Dwight Howard y Kobe Bryant han decidido posar en una foto, cual púgiles de boxeo, en actitud de pelea el uno frente al otro, en pose cachonda y simpática a la par que estúpida. Todo ello con el beneplácito de un Mike D’Antoni que parece disfrutar mucho con el momento.

Basta ya. Más le vale a Los Angeles Lakers dejar de hacer el ridículo y dejar el espectáculo para las canchas de baloncesto. No es ese precisamente el ejemplo que deberían dar los pilares del equipo, más preocupados de lo que digan los periodistas que de jugar como un verdadero equipo. No es el momento de réplicas absurdas. Es el momento de dejar de hacer tonterías y ponerse el mono de trabajo. Ese es el verdadero modo de acallar las críticas de periodistas y aficionados de todo el planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *