Griffin, rey del mate


Hace unas horas pudimos vivir uno de los mejores Concursos de Mates que se recuerdan en la historia de la NBA y comparable a aquel histórico de Oakland 2000 en donde participaron, McGrady, Carter, Francis y Stackhouse. Blake Griffin fue el vencedor de este año después de un espectacular mate saltando por encima de un coche en el que estaba como conductor Baron Davis, que fue quien le sirvió el balón. Griffin se impuso a sus rivales después de machacar tres balones en una sola tanda y dos canastas en un mismo mate.

Griffin se impuso a McGee, Ibaka y DeRozan en un disputado concurso que se convirtió en todo un espectáculo que quedará para la historia. Una gran originalidad y creatividad se pudo ver, empezando por Griffin, que puso un coche debajo de la canasta y Baron Davis le puso un alley-oop por el techo. Espectacular, todavía más si se tiene en cuenta que lo hizo acompañado de un coro góspel que cantaba “Believe” y con el público del Staples Center entregado y emocionado.

Ibaka y DeRozan fueron los primeros en caer eliminados por un jurado formado por ilustres como Julius Erving, John Barry, Dominique Wilkins y Darryl Dawkins. A pesar de la temprana eliminación, ambos dejaron mates para el recuerdo, especialmente Ibaka, que emuló al mítico mate realizado por Michael Jordan desde la línea de personal y en otro le dio un mordisco a un peluche antes de machacar el aro. DeRozan sorprendió a los presentes con un mate a aro pasado, pero no fue suficiente.

McGee se ganó un 50 gracias a dos mates en dos canastas distintas y Griffin consiguió 49 tras un espectacular vuelo de 360 grados. Ambos llegaron a la gran final y allí Griffin se impuso con ese increíble mate que no solo le dio el triunfo en el concurso sino que es probable que le diera una gran cantidad de dinero gracias a la publicidad de esa marca de automóviles.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *