Jeremy Lin levanta pasiones en la NBA


Jeremy Lin es el jugador del que todo el mundo habla en estos momentos. Se trata de un base de origen taiwanés que ha logrado que los New York Knicks acumulen cinco victorias seguidas en la NBA. Por eso, y porque tiene una historia muy peculiar, se ha convertido en un fenómeno de masas que copa los buscadores de Internet y las tendencias en las redes sociales.

Nació en Palo Alto (California) en 1988. Mide 1,91 metros de altura y juega como base. Es el primer jugador de ascendencia taiwanesa que juega en la mejor liga de baloncesto del mundo.

El furor que está causando está siendo aprovechado por los propietarios de la franquicia. El precio de las entradas de los partidos ha aumentado en todos los pabellones cuando llegan los New York Knicks, algo de lo que se hace eco en la revista Forbes. Sin ir más lejos, durante el próximo partido de los Toronto Raptors ante los Knicks las entradas pasarán de costar 15 dólares a costar 44 dólares (casi el triple).

En el Madison Square Garden ha sucedido tres cuartos de lo mismo. Desde que Lin debutó en la victoria de los Knicks ante los Nets (el pasado 5 de febrero) el precio de las entradas ha aumentado en un 27%. A parte de eso, todo el mundo habla muy bien de él porque lo está bordando. Con él los Knicks no conocen la derrota. Por algo será.

Sus números desde que debutó han sido los siguientes:

– Frente a los Nets (25 puntos, 7 asistencias y 5 rebotes)
– Frente a los Jazz (28 puntos y 8 asistencias)
– Frente a los Wizards (23 puntos, 10 asistencias y 4 rebotes)
– Frente a los Lakers (38 puntos, 7 asistencias y 4 rebotes)
– Frenta a los Timberwolves (20 puntos, 8 asistencias y 6 rebotes)

Empezó promediando 2 minutos por partido con los Golden State Warriors, equipo que decidió prescindir de sus servicios equivocadamente. Ahora promedia 39 minutos por partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *