Knicks y Nets, la batalla por la supremacía en Nueva York


En la historia del deporte son célebres las luchas entre los equipos vecinos, o incluso entre los equipos de una misma ciudad. Son los llamados derbis, esos en los que siempre hay uno de los equipos que es el que suele ganar, y otro cuya trayectoria les ha hecho ganarse la fama de perdedores y, muchas veces, la simpatía de los aficionados. El cuento del vecino rico y el vecino pobre.

La NBA no escapa a este tipo de enfrentamientos. Algunos, también bastante desiguales, como el de Los Angeles Lakers y Los Angeles Clippers. Pero, si hay un equipo preparado para invertir esta tendencia, son los Brooklyen Nets. El cambio de sede parece haberle sentado bien a su dueño, que ha decidido tirar la casa por la ventana para batir de una vez por todas a los New York Knicks y conseguir la supremacía de la NBA en Nueva York.

A lo largo de su historia, los Nets tienen 2 finales de la NBA como sus mayores éxitos. Enfrente, los Knicks, todo un símbolo del baloncesto norteamericano, amparados por sus 2 títulos de la NBA y por su mágico Madison Square Garden. Es cierto que durante la última década han sido los Nets los que (aún siendo New Jersy Nets) llegaron a dos finales consecutivas (2002 y 2003), pero aún les falta el empujón definitivo para invertir la tendencia, para confirmar que pueden conseguir la supremacía de Nueva York, que ya están preparados para reinar en la Gran Manzana. En contra tienen, eso sí, toda la historia de la NBA.

Como decimos, los Brooklyn Nets no han escatimado en gastos y han invertido 311 millones de euros para traer, entre otros, a Teletovic y a Joe Johnson. El proyecto de los Nets es muy importante, pero es un proyecto hecho para triunfar a corto plazo, o de lo contrario va a hipotecar el futuro de la franquicia.


Dirigidos por Deron Williams, con el acierto de Joe Johnson, la versatilidad de Teletovic….los Nets tienen armas más que de sobra para dar guerra a cualquier equipo, más si la aportación de Gerald Wallace se corresponde con su salario, y si a Brook López le respetan las lesiones.

Ahora, ¿será suficiente para, al menos, batir a sus vecinos? Los New York Knicks pueden ser uno de los grandes tapados de esta temporada. Muchos creen que este puede ser el año de Carmelo Anthony: también muchos otros creen que ya es hora de que Amare Stoudamire vuelva por sus fueros. Dirigidos por un Felton al que le sobran unos kilos, y con el fichaje de Jason Kidd, pueden ser un equipo muy peligroso, a pesar de haber perdido a Jeremy Lin. Jason Kidd ya no está para muchos trotes, pero su visión de juego y experiencia aún pueden dar minutos de calidad y, sobre todo, surtir de balones a Anthony y Stoudamire.

A priori parece un duelo igualado entre dos equipos que deberían dar bastante guerra en los Playoffs. Sin embargo, una sensación flota en el ambiente, y es la de que ambos equipos aún están por detrás de los principales favoritos: Lakers, Heat, Spurs, City Thunders o incluso de los Bulls (dependiendo de cómo vuelva Rose). Es más, hay quien apuesta por un batacazo terrible de Brooklyn Nets. En enbasket creemos que ninguno de los dos luchará por el anillo, si acaso, con un poco de suerte, pelearán por llegar a finales de conferencia.

El anillo parece un sueño aún lejano para ambos. De momento, la próxima temporada NBA 2012-2013, creemos que los Brooklyn Nets tendrán que conformarse con superar a los New York Knicks e intentar invertir la supremacía en Nueva York (aunque mucho nos tememos que eso no sucederá hasta que no ganen el anillo); los Knicks, por su parte, deberán conformarse con mantener su posición predominante en el baloncesto neoyorkino y hacer un buen papel en Playoffs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *