Kobe Bryant fecha su retirada en 2014


El hombre franquicia, el buque insignia de Los Angeles Lakers durante la última década, tiene fecha de caducidad. Kobe Bryant lo tiene claro: no pospondrá su retirada más allá de 2014. Bryant jugará, como máximo, tres temporadas más en la NBA.

Así lo ha afirmado la propia Mamba Negra. Kobe tiene claro que quiere retirarse, si no en lo más alto de su carrera, sí en un buen momento. Todo apuntaba a que se retiraría al término de la 2014-2015, pero tras 16 temporadas en la mejor liga de baloncesto del mundo, otras cuatro quizá sean demasiadas.

No sólo se trata de mi estado físico, sino también del mental. Tengo que preguntarme si estoy motivado para jugar al mismo nivel. Lo que pasa es que tres años parece mucho tiempo para permanecer en lo más alto.

Durante las últimas temporadas, Bryant ha ido aumentando paulatinamente sus tiros exteriores. Sigue siendo un jugador letal, un gran anotador, pero su capacidad de salto y penetración han disminuido por culpa de sus lesiones en las rodillas y sus intentos por atacar el aro son cada vez menos. A pesar de todo Kobe ha sabido ir adaptando su juego acercándose al perímetro poco a poco y ha mantenido unos buenos números.

Kobe Bryant, ganador de 5 anillos de la NBA, sabe que tiene esta temporada una oportunidad inmejorable de hacerse con su sexto campeonato. Sin duda que es una motivación extra, pero a la actual plantilla de Los Angeles Lakers tampoco es que le queden muchos años a pleno rendimiento. Tienen dos o tres temporadas para conseguir el anillo con estos jugadores. Si no es así, ya depende de cómo se mueva el mercado en futuras temporadas. El caso es que los Gasol, Nash y Bryant son muy buenos, pero no son ningunos rookies.

Todo dependerá de cómo evolucione física y mentalmente, pero como decimos, Kobe no se da más de tres años. Y bueno, si soñar es gratis, podríamos soñar con que viniera a Europa, o mejor, a España. Lisiado si hace falta. Ya dijo alguna vez que no sería descabellado jugar en el Barcelona Regal. Es casi una utopía, desde luego, pero no me digáis que no sería la leche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *