La garra de los Celtics hiere a Miami Heat


Cuando muchos ya daban/dábamos la eliminatoria por sentenciada incluso casi antes de jugarla, llegan los Boston Celtics y a base de oficio, valor, fuerza y garra, nos cierran la boca a todos. Se vieron los verdes con 2 – 0 abajo en la eliminatoria y el panorama muy negro, pero su Big Four no quiere aún que esto termine y ha empatado la eliminatoria después de dos victorias agónicas en el TD Garden, la última por 93 – 91 y tras una prórroga.

Boston Celtics dilapidaron una ventaja que llegó a ser de 18 puntos y dejaron que Miami Heat llegara con opciones al final y forzara la prórroga. En ella, los Heat se vieron muy mermados por la eliminación por faltas de Lebron James y terminaron sucumbiendo por 2 puntos. Dwayne Wade tuvo la victoria en sus manos para Miami pero en el último lanzamiento triple demostró que ha perdido el ángel que tenía antaño para este tipo de tiros a la desesperada.

Boston Celtics, con un juego ramplón, expeditivo e intimidatorio, se ha metido de lleno en la final de conferencia, sobre todo gracias a la labor de dos hombres: Rajon Rondo, y el posible futuro jugador de Los Angeles Lakers, Kevin Garnett. Bien secundados, eso sí, por Paul Pierce, que si bien no es el jugador de antaño, sigue estando cuando se le necesita.

Rondo dirigió con maestría el equipo y aportó 15 puntos y 15 asistencias. KG también sumó dobles dígitos y ayudó a sumar para una franquicia en la que Pierce, Allen, Rondo y Garnett sumaron prácticamente el 80% de las estadísticas de su equipo.

Así que un nuevo panorama se abre frente a ambos equipos: lo que parecía pan comido para Miami Heat se ha convertido en la lucha fratricida de dos franquicias por ocupar el último bote que lleva en busca del anillo, la joya más deseada de la tierra NBA.

Os dejamos con las mejores jugadas del Boston Celtics – Miami Heat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *