La noche más emotiva de Paul Pierce

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Paul-Pierce-TD-Garden
Paul Pierce nunca olvidará la noche en la que regresó al TD Garden de Boston para jugar ante la que siempre había sido su afición. Lo hizo con la camiseta de Los Angeles Clippers, pero en su corazón solo hay hueco para un equipo: los Celtics.

El público se puso en pie para aplaudirle y coreó su nombre. E incluso celebró un triple que no pareció hacerles nada de daño. Era la mejor forma de agradecer tanto esfuerzo y tanta dedicación.

Un tipo muy querido

A Pierce, que ya tiene 39 años, le toca retirarse para dejar paso a los jóvenes que suben con fuerza. Su carrera ha sido brillante y eso nadie lo olvidará, a pesar de que solo logró ser campeón de la NBA en 2008.

Emocionado por una despedida tan cálida, “The Truth” no pudo contener las lágrimas y saludó a los aficionados una y otra vez. Fue una noche perfecta en la que solo le faltó ganar, aunque en una temporada tan larga te puedes permitir el lujo de pensar en otra cosa que no sea el resultado aunque solo sea por un día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *