La selección española allana su camino a las medallas pero ensucia su imagen


España cayó derrotada ante Brasil por 82 – 88 en el último partido de la fase de grupos de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Con ello, España evita el cruce con Estados Unidos en semifinales, pero desde luego que no va a aplacar las voces que ya critican la actitud de los jugadores españoles, una actitud de la que ya echábamos pestes antes del inicio del partido, totalmente contraria a los valores del espíritu olímpico. Y más cuando lo hacen de una forma tan descarada, perdiendo por 16 – 31 en el último cuarto.

Cierto es que las medallas son las medallas, y que no enfrentarte a Estados Unidos aumenta las posibilidades de conseguir un metal…Pero, sinceramente, hubiera preferido un bronce habiendo ganado a Brasil, que una plata dejándonos perder vilmente. ¿Tan inferiores nos sentimos? ¿Acaso los demás equipos hubieran hecho lo mismo? ¿Os imagináis a los americanos haciendo lo mismo? Además, recuerdo que no es el primer deportista expulsado de los JJ.OO de Londres 2012 por conductas que atentan contra el espíritu olímpico. Aparte, los problemas pueden no acabar aquí, porque es probable que Francia haya pedido a la FIBA estudiar el partido.

En fin, el caso es que España comenzó arrasando a Brasil, pero poco a poco se fue dejando llevar y el partido se convirtió en un paripé de muy señor mío en que ambos equipos pusieron a sus peores galas en pista (Brasil ni siquiera sacó a jugar a Nené Hilario). En España fueron los hombres interiores los que aportaron más del 80% de los puntos del equipo español. Marc Gasol, Pau Gasol e Ibaka fueron de los pocos que se salvaron de la quema, es especial Marc, que va cogiendo tono.

En el último cuarto Brasil jugó a placer ante una España que intentó no hacerlo todo demasiado descarado, pero a la que se le notaron las intenciones a leguas. Ayer ya hablábamos de que dejarse perder podría ser negativo para la mentalidad, el orgullo, incluso los automatismos del equipo. Felipe Reyes realizó unas declaraciones tras el partido en la misma dirección, casi confirmando que se habían dejado perder, señalando que quizá la derrota les pase factura.

España se medirá en cuartos de final a Francia el miércoles, en un partido que se antoja complicado e igualado. Veremos si los jugadores españoles son capaces de sobreponerse a los remordimientos que a buen seguro les harán sufrir estas próximas noches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *