La terapia de Metta World Peace


Metta World Peace, el antes conocido como Ron Artest, ya no sabe qué hacer. Su cabecita le tiene loco perdido. El pobre Paz Mundial lo ha intentado todo y se ha gastado una auténtica fortuna (2 millones de euros) en psicólogos para superar sus problemas mentales. Pero, ni cambiándose el nombre Metta World Peace ha conseguido estar en paz consigo mismo. Se teme. Sabe que un día la va a liar como en los viejos tiempos. Y tiene miedo. Ya no sabe qué hacer ni a quién acudir.

El propio World Peace ha afirmado que no es fácil aguantar la presión de la NBA y menos siendo Metta World Peace. El jugador de los Lakers ha ido dejando salir su furia con cuentagotas, por ejemplo, con codazos. Pero en su interior, él sabe que añora aquellas batallas campales en las que daba rienda suelta a su furia homicida. Tiene hambre de carne humana y no sabe hasta cuándo va a poder controlarlo.

Por eso, como último recurso, Metta World Peace ha acudido a terapia. Sí, a terapia. Una vez más. Pero hemos de decir que no es una terapia normal, sino que los profesionales que le van a tratar son…niños de menos de 10 años. Sí, niños. Y hay un video que lo demuestra.

No deja de ser curioso ver a Metta World Peace sincerarse diciendo que necesita ayuda urgente y que de repente aparezca una niña y le diga: “No sé qué problemas tienes, pero voy a solucionarlos“. U otra a la que le pregunta cómo puede hacer más felices a sus compañeros de equipo y la niña responde: “Cuando tengas la pelota, pásasela a un amigo“.

Como en los clásicos programas con niños de por medio, preguntas y respuestas absurdas se entremezclan con consejos tan simples, acertados e inocentes que Metta World Peace debería de tomar nota de ellos. Esperemos que la terapia con niños le siente bien. Parece estar a gusto con ellos. Quizá deberían hacerles ayudantes de banquillo en los Lakers.

Os dejo el vídeo con subtítulos en español, pero podéis desactivarlos si os resultan molestos, la traducción es paupérrima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *