Las rodillas de Brandon Roy dicen basta


Brandon Roy lo ha intentado. El ex – base/escolta de Portland Trail Blazers volvió a las canchas este año tras un calvario de lesiones y operaciones en sus rodillas que incluso le hicieron tomar la decisión de retirarse. Su amor propio y el amor por el baloncesto le forzaron a seguir trabajando e intentando fortalecer sus maltrechas rodillas para volver a disfrutar de la NBA. Tras más de un año en el dique seco, su fichaje por Minnesota Timberwolves era toda una incógnita que, poco a poco, comienza a resolverse.

Lo cierto es que la mayoría no daba un duro por Brandon Roy, y ahora estarán todos diciendo: “¿veis?, ¡os lo dije!”. La apuesta de Minnesota era arriesgada. Un contrato de dos años, a razón de más de 5 millones de euros por temporada por un jugador que se había retirado meses antes. Muchos decían que era una locura, que Brandon Roy jamás volvería a ser el jugador que maravilló en Portland. Por el contrario, otros (los menos) decían que si Roy jugaba al menos la mitad que en Portland, ya sería una buena aportación para los Wolves.

Sin embargo, parece que el juicio a Brandon Roy parece que no va a ser en la pista. No va a hacer falta. No está en condiciones y es obvio. Sólo un par de partidos después de haber empezado la temporada, sus rodillas ya han dicho basta. De momento, le han impedido estar en los últimos cuatro partidos y la única solución que ven los médicos es que vuelva a pasar por quirófano para hacerse una nueva artroscopia en su maltrecha rodilla derecha. Será la octava vez que Brandon Roy pase por el quirófano para tratar sus problemas de rodilla.

Brandon Roy (28 años) sabe que esta puede haber sido su última oportunidad, y es consciente de que esta nueva operación puede suponer su retirada definitiva del baloncesto.

No estoy decepcionado. Si esto se acaba en tres semanas no pasa nada, estoy satisfecho con lo que he realizado, sobre todo con el sacrificio y el esfuerzo que he puesto para regresar a las canchas. He trabajado muy duro y he sido muy disciplinado y eso es lo realmente importante.

Una verdadera lástima lo de Brandon Roy, otra estrella que se apaga prematuramente antes por culpa de las lesiones. Esperemos que sus rodillas le den una penúltima oportunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *