Lebron James y Dwayne Wade, solos ante el peligro


Miami Heat deberá encomendarse a sus dos jugones, ya que la lesión de Chris Bosh les deja sin su tercer hombre y uno de sus activos principales. A pesar de todas las críticas que había recibido esta temporada, parece que la ausencia de Bosh ha servido para que muchos se den cuenta de su importancia en el equipo. No obstante, los Heat ya han cedido el primer partido de su semifinal de Conferencia sin el ex de Toronto Raptors sobre la cancha. Es el momento de que Dwayne Wade espabile, y sobre todo de que Lebron James dé ese paso adelante mentalmente.

Miami Heat tiene un rival muy difícil enfrente. Un equipo, que juega como equipo, en el que las individualidades no pesan mucho, y que tienen además un “4” con mucha calidad como West. Indiana Pacers terminó la temporada regular de forma sobresaliente y está confirmando en los Playoffs, tal como suponíamos, que será un rival a tener en cuenta.

Los Pacers les plantearon a los Heat un encuentro rocoso en el último partido disputado de la serie. Miami Heat no supieron romper el entramado defensivo rival, ni pudieron con la superioridad de Anthony West y Hibbert bajo los tableros, y por ello terminaron perdiendo por 75 – 78, un resultado de deja la serie empatada. Muchos problemas para los Heat en la pintura por la ausencia de Bosh y, sobre todo, para hilvanar jugadas de fuera a dentro y viceversa.

Miami Heat debe olvidarse de la final, del anillo, de trofeos individuales y de todo. Debe olvidarse de todo menos de acabar con Indiana Pacers. Deben mentalizarse de que los Pacers les pueden dejar fuera en un suspiro, y buscar la manera de contrarrestar el juego interior sin el jugador que normalmente se encarga de ello. Ahora, Lebron y Wade tendrán que multiplicarse y hacer también de Chris Bosh. ¿Pagarán los Heat el esfuerzo de sus grandes estrellas si logran finalmente deshacerse de Indiana Pacers?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *