Lebron James y Kevin Durant imponen su dictadura


Los dos jugadores franquicia de sus equipos, y dos de las estrellas más rutilantes de la NBA, no quieren tropiezos en los Playoffs por el título y están llevando en volandas a sus equipos en los primeros partidos. Tanto Miami Heat como Oklahoma City Thunders ya dominan por 2 – 0 sus eliminatorias, y los Thunders están incluso a punto de dejar en la cuneta (aunque no sin dificultades) a los campeones del año pasado, los Dallas Mavericks del alemán Dirk Nowitzki.

Lebron James se puso el mono de trabajo ante los Knicks para que su equipo terminara ganando 104-94. El escolta no tuvo que forzar la máquina anotadora y dirigió a su equipo con maestría para terminar aportando 19 puntos, 7 rebotes y 9 asistencias. Estuvo bien secundado por el resto del Big Three de Miami, Dwayne Wade y Chris Bosh. Carmelo Anthony fue el máximo anotador del partido con 30 puntos, pero no fue suficiente para que su equipo doblegara a uno de los favoritos al anillo.

Por su parte, Oklahoma City también se ha puesto 2 – 0 a expensas de viajar a Dallas, gracias a 29 puntos de Rusell Westbrook. Los Mavericks están con el agua al cuello tras esta segunda derrota, fraguada de nuevo gracias al inmenso poder anotador de las dos estrellas de Oklahoma, Kevin Durant y Rusell Westbrook, bien secundados en todo momento por el mejor 6º hombre de la NBA, James Harden. Dirk Nowitzki fue el máximo anotador del partido pero volvió a fallar un tiro clave a falta de menos de un minuto que condenó a su equipo. El resultado final fue 102 – 99.

Los de Dallas han plantado cara a uno de los favoritos, pero ahora necesitan darle la vuelta a la situación en su casa si quieren seguir teniendo alguna opción de revalidar su anillo. En Oklahoma, Serge Ibaka estuvo muy gris y no fue el pivot dominante e intimidador de otras veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *