Los chupones hunden a los Memphis Grizzlies


Los Memphis Grizzlies de Marc Gasol están al borde del K.O. ante Los Angeles Clippers. Muy, muy cerca, tan cerca que una derrota más les mandaría a todos de vacaciones. El equipo no está rindiendo como se esperaba en los momentos clave de los Playoffs y da una sensación de endeblez e inexperiencia que no parecía tan acusada en la temporada regular. Ahora la eliminatoria está 3 -1 abajo para Memphis y necesitan ganar todos los partidos restantes de la serie para seguir adelante. Desde luego, sería el momento para que se encomendasen a sus chupones, y que no le pasaran el muerto a Marc Gasol. ¿Por qué? Seguid leyendo.

Pues porque, para un servidor, hay dos jugadores en la franquicia que, ya no es que le resten protagonismo al All Star español (porque, en su equipo ya deberían saberlo, es All Star), es que directamente se olvidan de él totalmente en ataque. Zach Randolph ya no es el jugador hambriento y salvaje de hace un par de años, pero en Playoffs ha tirado más del doble de veces a canasta que Marc. Y no hablemos de Rudy Gay, un jugador con unas condiciones físicas impresionantes, pero falto de ese sentido táctico y de liderazgo que caracteriza a los verdaderos buenos jugadores. Su egocentrismo y sus ansias de notoriedad están llevando a su equipo a la ruina. Así es.

Para ser justos, hay que decir que Marc debería haber sido un baluarte en defensa para los Grizzlies y no lo ha sido, ya que ha mostrado poca agresividad y ha jugado muy lejos del aro. Pero las ayudas de compañeros brillaban por su ausencia, y eso tampoco justifica que su peso en ataque haya decaído tanto. Es más, en los últimos dos partidos sólo ha lanzado 9 veces a canasta.

Quizá Gay y Randolph deban dejar de lado su pose de estrellitas, ser solidarios y devolver al equipo el poderío que les caracterizaba en temporada regular, con una defensa aguerrida, juego en equipo y gran dominio en el poste bajo. Sólo así podrán remontar una eliminatoria que ya está muy cuesta arriba.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *