Los Número 1 del Draft


El jueves es el gran día del baloncesto norteamericano. El NBA Draft 2012 supone para muchos jugadores la culminación de un sueño: jugar en la NBA. Pero ser elegido en el Draft no supone triunfar después, ni siquiera siendo elegido en las primeras posiciones. ¿Los factores? Desde lesiones a falta de adaptación, pasando por problemas personales o una mentalidad poco ganadora. Desde luego, que muchos Números 1 del Draft han marcado una época; otros no han necesitado ni siquiera ser selecciones de lotería para hacerlo. Repasamos las trayectorias de los Nº1 del Draft a lo largo de la historia.

Nota: Se incluyen los jugadores elegidos a partir de 1985, año en el que se adoptó el sistema de lotería actual (en pos de evitar que los equipos sin opciones de Playoff perdiesen a propósito para conseguir los mejores jugadores).

Muchos de los jugadores elegidos como Número 1, desde luego que han sido determinantes en la NBA. Sin ir más lejos, el primer jugador elegido tras la adopción del sistema de lotería moderno, fue Pat Ewing, pívot que desarrolló su carrera en New York Knicks y que ha sido uno de los center más determinantes de las últimas décadas y, probablemente, de la historia. A su nombre podemos sumar otros como los de Allen Iverson, Tim Duncan, Shaquille O’neal, Dwight Howard y Lebron James, todos ellos jugadores determinantes en la mejor liga del mundo, y con carreras largas y exitosas.

Sin embargo hay otro grupo, grandes jugadores también, que no pudieron, o no están pudiendo demostrar todo lo que llevan dentro por culpa de las lesiones. ¿Poca preparación física? ¿Demasiado pronto para llegar a la NBA? Cada caso será diferente, pero no se puede obviar que gente como Pervis Ellison, Blake Griffin, Derrick Rose o Greg Oden hayan tenido lesiones gravísimas. Éste último, que fue elegido por Portland, no ha podido prácticamente ni jugar, cuando estaba destinado a ser el pivot dominante del siglo XXI. Caso aparte es el de Yao Ming y sus terribles problemas físicos que sólo han dejado que su estrella brillara fugazmente. ¿Y qué me decís de Chris Webber, ese genio torturado por las lesiones?


Luego también hay un grupo de mingas frías, de bluffs, de jugadores casi pero no. Entre ellos estarían Andrew Bogut, Joe Smith (un más que correcto jugador, eso sí, pero eclipsado por otros de su generación como Kevin Garnett) o el compañero de Calderón en Toronto Raptors, Andrea Bargnani. Buenos jugadores, que no han llegado a lo que se esperaba. A ellos se les podría añadir a Kenyon Martin y Elton Brand, importantes en la NBA, pero lejos de ser superestrellas.

Otros, como Kwame Brown o Olowokandi, directamente han pasado sin pena ni gloria por la NBA. Brown fue uno de los primeros grandes errores de Michael Jordan como director de una franquicia. Michael Olowokandi, por su parte, sólo tuvo dos años medianamente pasables en Los Ángeles Clippers, un bagaje más que escaso.

El más que previsible Número 1 del Draft de 2012, Anthony Davis, tiene aptitudes para ser un jugador dominante pero, como vemos, eso no le asegura triunfar en la NBA.

Los últimos Número 1 del Draft

2011 – Kyrie Irving
2010 – John Wall
2009 – Blake Griffin
2008 – Derrick Rose
2007 – Greg Oden
2006 – Andrea Bargnani
2005 – Andrew Bogut
2004 – Dwight Howard
2003 – LeBron James
2002 – Yao Ming
2001 – Kwame Brown
2000 – Kenyon Martin
1999 – Elton Brand
1998 – Michael Olowokandi
1997 – Tim Duncan
1996 – Allen Iverson
1995 – Joe Smith
1994 – Glenn Robinson
1993 – Chris Webber
1992 – Shaquille O’Neal
1991 – Larry Johnson
1990 – Derrick Coleman
1989 – Pervis Ellison
1988 – Danny Manning
1987 – David Robinson
1986 – Brad Daugherty
1985 – Patrick Ewing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *