Los Timberwolves saben ganar sin Kevin Love


Los Minnesota Timberwolves siguen llevando a cabo una gran temporada. Anoche volvieron a ganar y lo hicieron sin su jugador franquicia. Kevin Love estaba sancionado por el pisotón que le dio a Luis Scola, así que Ricky Rubio tuvo que asumir toda la responsabilidad aportando todo su baloncesto. Los ‘Wolves’ se impusieron a los Sacramento Kings por un apretado 86-84.

El base de El Masnou se convirtió en la estrella de su equipo al repartir 14 asistencias, atrapar 6 rebotes y anotar 6 puntos. Además, recuperó 5 balones para ser el jugador que más robos acumula de toda la NBA.

Acompañándole estuvieron Nikola Pekovic (23 puntos y 10 rebotes) y Michael Beasley (17 puntos y 14 rebotes). Ambos jugadores están muy entonados últimamente, algo que permite soñar con ver a los de Rick Adelaman en los Playoffs sin son capaces de dar la talla en partidos contra rivales más importantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *