Lucas Riva, juvenil del Estudiantes que enamora a la NBA

La Liga EBA está disfrutando esta temporada de un jugador que probablemente acabe como una estrella de la NBA en no mucho tiempo. Se trata del brasileño Lucas Riva “Bebe”, pívot del filial del Asefa Estudiantes y que con 18 añitos mide 2,10 y tiene una envergadura total de 2,30 m, algo que junto a la gran calidad que comienza a asomar le está convirtiendo en objeto de deseo de medio mundo, especialmente de la NBA. Según los expertos, el brasileño podría ser un número 3 del Draft.

Entre sus muchas cualidades está la capacidad para correr el contraataque, tirar desde media distancia, rebotear y hasta machacar el aro rival. Siempre le gustó el fútbol y de hecho comenzó en este deporte, pero a los 14 años y con 1,92 se dio cuenta de que su futuro estaba en la pista y no en el césped. En el pasado torneo Sub-18 Americano explotó y se convirtió en el máximo anotador y reboteador del torneo con 15,6 puntos, 10 rebotes y 5,4 tapones en 25 minutos de media por partido. Precisamente fue ese torneo el que le dio a conocer, ya que jugó la final con Brasil ante Estados Unidos y aunque su equipo perdió los ojeadores estadounidenses se fijaron en él y lo siguen desde entonces.

En el Estudiantes afronta su segunda temporada, las dos en el filial, donde estando en el Grupo B de la Liga EBA promedia 11,3 puntos, 9,5 rebotes y 2,4 tapones por partido, además de recibir en cada partido la visita de cualquier enviado de la NBA. De hecho, el 75% de las franquicias de la mejor liga del mundo han pasado ya por el Magariños. Lucas Riva ha dicho que la NBA es el sueño de todos los jugadores pero que si te vas joven no tendrás mucho porvenir, así que tiene paciencia para aprender y trabajar más, que es lo que realmente importa ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *