Miami Heat le da la vuelta a la eliminatoria


Se le habían puesto las cosas difíciles a Miami Heat en su duelo en las semifinales de la Conferencia Este ante Indiana Pacers. Los Lebron James, Dwayne Wade y compañía perdían 1-2 en su enfrentamiento con los de Indianápolis y habían cedido el factor campo. Sin embargo, en esos momentos importantes, han aparecido sus grandes estrellas, ganando los dos siguientes partidos ellos solitos, dándole la vuelta a la eliminatoria y recuperando el factor campo.

Ayer, en el 5º partido de la serie, de nuevo el show de las dos bestias. Es cierto, lo reconozco; les hemos criticado y lo seguiremos haciendo mientras creamos que no han estado a la altura, pero al César lo que es del César. Tanto Lebron como Wade se han puesto serios, se han enfundado el mono de trabajo y se han puesto, pico y pala, manos a la obra para remontar la eliminatoria ante un equipo tan difícil, compacto y rocoso. Y reponiéndose a la importantísima baja para su juego interior de Chris Bosh, un jugador criticado durante la temporada, pero de incuestionable calidad.

Miami Heat venció a Indiana Pacers (115 – 83) con la actuación estelar de Lebron James, quien a punto estuvo de conseguir un triple doble, con 30 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias, haciendo gala de nuevo de la polivalencia que le permite su superdotada condición física. James estuvo perfectamente secundado por Dwayne Wade, su fiel escudero, que se quedó en 28 puntos, con grandes porcentajes. Basten unas cifras que expliquen la diferencia en el marcador: Miami estuvo en 43 de 70 en tiros de campo, mientras que los Pacers se quedaron en 30 de 89.

Entre los dos cracks anotaron más de la mitad de los puntos de los Heat, y fulminaron a unos Pacers que ya creían (y aún deben creer) en llevarse la eliminatoria; aunque aún tienen que empatarla antes de ir a jugársela a Miami.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *