Ricky Rubio lo borda ante Dallas


Los Dallas Mavericks eligieron un mal día para presentar el anillo a su afición. Pensaban que todo iba a ser coser y cantar ante los Minnesota Timberwolves, pero el partido se les complicó tanto que al final terminaron perdiendo por 90-105. Dirk Nowitzki no pudo ayudar a su equipo por lesión y se dedicó a hacer de comentarista desde el banquillo.

Ricky Rubio volvió a sobresalir con cifras de MVP: 17 puntos, 7 rebotes, 12 asistencias y 4 robos. Rozó el triple-doble y se convirtió en el máximo asistenciador de la noche en la NBA. Claro que la victoria no habría sido posible si a su lado no hubiera estado Kevin Love, autor de 31 puntos y 10 rebotes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *