Stephen Curry se doctora en el Madison Square Garden


Stephen Curry es, por méritos propios, uno de los jugadores de moda de la NBA. La clara progresión ascendente de su equipo y la suya propia le han puesto en medio de todos los focos y le han convertido en uno de los nuevos niños mimados de los aficionados, junto a Kyrie Irving. El punto álgido de la nueva veneración por Curry se produjo durante el All-Star 2013, cuando aficionados de todo el planeta protestaron por la ausencia de un Curry al que finalmente se intentó compensar con la invitación para participar en el concurso de triples.

Ahora, Curry sigue confirmando que la fama no le pesa y que está dispuesto a seguir creciendo como jugador y a demostrar que es uno de los candidatos a megaestrella del futuro. De momento, ha comenzado por anotar ni más ni menos que 54 puntos en el mítico Madison Square Garden de New York, la cancha más famosa del mundo. Eso sí, no pudo evitar la derrota de sus Warriors frente a los Knicks.

La actuación estelar de Curry

Una noche después de llegar hasta los 38 puntos, Stephen Curry consiguió 54 puntos, capturó 6 rebotes y repartió 7 asistencias en la derrota de Goden State Warriors ante New York Knicks por 109-105. El base hizo un 18 de 28 en tiros de campo, incluyendo un estratosférico 11 de 13 en triples, una actuación de ensueño que ha coronado a Curry como una de las grandes esperanzas de la NBA.

Curry estuvo a punto además de batir el récord histórico de triples en un mismo partido, que comparten Kobe Bryant y Donyell Marshall con 12, pero al final se quedó a las puertas de la gesta, como a las puertas se quedó su equipo de doblegar a los Knicks en el Madison Square Garden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *